Predictor embarazo

Voy a ser mamá.

Acabas de recibir la noticia de que vas a ser mamá. Una mezcla de alegría, ilusión y nerviosismo se apoderan de tu cuerpo, y es que a la vez de estar emocionada, seguro que una gran nube de preguntas invaden tu cabeza: ¿Es el mejor momento? ¿Seré buena madre? ¿Estaré preparada para ser mamá? ¿Ahora qué debo hacer?… No te preocupes, te ayudamos a resolver tus dudas.

Si llevabas tiempo esperando este momento, seguro que aún estás que no te lo crees, has mirado el test de embarazo varias veces, te preguntas si realmente hay alguien dentro de ti, y una mezcla de alegría, ilusión, miedo y nerviosimos invaden tu cuerpo. Por fin, tu sueño se ha hecho realidad y ahora, durante nueve meses tienes tiempo para planear tu vida futura. Y si no esperabas quedarte embarazada, no te preocupes, una vez que hayas tomado la decisión de seguir hacia adelante, comprobarás que a lo largo de las siguientes semanas y meses podrás hacerte a la idea y preparar con todo detalle la llegada de tu bebé.

¿Realmente quieres ser mamá?

Ser mamá es una de las experiencias más maravillosas que puede vivir una mujer, pero realmente hay que desearlo. Según un estudio realizado un alto porcentaje de mujeres encuestadas aseguraban que tener un niño, hace que la vida sea más bella; un porcentaje inferior quieren tener hijos para perpetuar la familia y trasmitir valores; y otro porcentaje menor lo ven como un símbolo de afecto y amor, entre dos personas. Cada cual tiene su motivo, pero lo que verdaderamente importa, es hacerlo por voluntad propia, no te sientas presionada por tu pareja o por cualquier otro miembro de la familia. Ser madre es o será la decisión más importante de tu vida.

¿Cuál es el mejor momento para ser mamá?

Si lo piensas fríamente, seguramente nunca es el mejor momento para ser mamá, por cuestiones de estudios, trabajo, situación laboral, familiar o económica. Rara vez, se dan todos los factores para encontrar le mejor momento para ser mamá. Incluso, si tienes pareja estable, un trabajo fijo, un piso amplio y tenéis la sensación de haber disfrutado de vuestra libertad, pensarás en los cambios que tendrás que hacer a lo largo de tu vida. El mejor momento no existe. Las cosas que crees tener bajo control pueden cambiar en el futuro, por eso lo más importante en este sentido, es sentirse preparados como pareja e individualmente para ser padres.

Ecografia
Consejos que te ayudarán a ser Mamá:

- Ante el hecho de “voy a ser mamá”, lo primero a tener en cuenta es que, si has tomado la decisión de seguir con tu embarazado, sea buscado o no, eso quiere decir que deseas ser mamá, aunque a veces no creas que es el mejor momento o cientos de dudas invadan tu cabeza. Durante el embarazo es normal pasar por crisis, ya que forman parte del miedo a lo desconocido. Si tienes miedo háblalo con tu pareja, y siempre que tengas dudas, no olvides consultar a tu médico o ginecólogo, el personal especializado estará dispuesto a ayudarte en todo lo que necesites.

- Ser mamá cambiará tu vida, por eso hemos de agradecer que, desde que recibes la noticia de que estás embarazada, tienes hasta nueves meses por delante para prepararte para el cambio. Recuerda que la naturaleza es sabia, y aunque el embarazo dura ese tiempo por una razón fisiológica, también te ayudará a convencerte y prepararte psicológicamente.

- La llegada de un bebé hará que te tomes la vida con otras prioridades. Tu bebé será tu primera prioridad en la vida, por lo que seguramente tendrás que renunciar a muchas actividades. Tendrás que estar preparada para renunciar a muchas cosas, pero tranquila, porque serás compensada con otras muchas, con las que ni soñabas.

- El bebé no viene con manual de instrucciones. Pero tranquila, porque a pesar de que querer saber cómo reaccionar ante determinadas situaciones, el día a día te ayudará. Puede que en ocasiones te equivoques, pero de los errores se aprende, y poco a poco irás conociendo a tu hijo y sabér qué quiere o qué necesita en cada momento.

- Durante los meses de embarazo, te encontrarás a personas que te dirán … “verás cuando…”, “se te acabó lo bueno”… En estos casos, lo mejor es no idealizar, cada niño y cada familia, e incluso dentro de la misma familia, cada niño es un mundo. No hay que tener miedo a que tu bebé pueda ser un llorón o si en algunos momentos te agobias. Como hemos comentado antes, el día a día te enseñará a ser la mejor mamá del mundo para tu bebé.

Posteado en Uncategorized.